Lo que se juega Occidente I: Trump

¡Qué bien le viene a uno de vez en cuando un cubo de agua fría!

Tú que me conoces, amigo lector, sabes que no soy intelectualmente complaciente. O, bueno, al menos hago lo que puedo. Siempre estoy intentando aprender más, cuestionándome lo que sé, leyendo la prensa y los libros “del otro lado” y cada cierto tiempo cuestionándome los axiomas sobre los que baso mi cosmovisión. Bueno, pues ni así. El triunfo de Trump me ha cogido en calzoncillos por no decir en cuclillas. Mirando hacia atrás puedo decir que me resultaba inconcebible. Oh, sí, intelectualmente podía concebirlo, por supuesto, pero como una posibilidad teórica. También me resulta concebible que si suelto una piedra esta se mantenga en el aire porque existe la posibilidad teórica de que todas sus moléculas vibren hacia arriba en vez de cada una por su lado y flote como por arte de magia, pero en realidad , en mi fuero interno, que si suelto una piedra lo que va a hacer es caer. Bueno, pues un nivel de convencimiento similar, emocional, íntimo,the-donald-trump-triumph-the-world-is-surprised-i-am-not-elsieisy-blog es el que tenía de que Trump no iba a ganar. Porque no podía ganar.

Y tanto que yes we can

¿Y por qué me ha pasado esto? Bueno, mirando hacia atrás es bastante fácil verlo. Tengo tanta admiración por la democracia estadounidense, por su separación de poderes, por sus checks and balances y por su cultura democrática, que pensaba que era imposible que un bufón populista y totalitarista como él pudiera engañar de esa forma a la gente. Si es que se le ve venir a la legua, hombre, ningún demócrata que sepa lo que hace lo va a querer como representante suyo, muchísimo menos le va a delegar el supremo poder ejecutivo. En España, donde somos una democracia joven y tenemos un Pueblo que mayoritariamente aun no ha entendido qué es esto de la libertad sí que podría ganar, pero ¿en Estados Unidos? ¡Vamos, hombre! Alguien como él tendría más posibilidades sentándose a la orilla de la Cuenca Tidal a ver si de sus aguas surgía Michelle Obama y le tiraba una cimitarra(1). Si es que lo tiene todo: engreído, inculto, machista, pijo, racista, rico por su casa, xenófobo…

Claro que, ¿en qué me basaba para pensar eso? ¿Acaso los estadounidenses nunca han elegido presidentes así? ¡Eligieron a Bush Jr., por favor! No, la verdad es que cuando crees que tienes razón y puedes explicarte a ti mismo por qué la tienes de forma convincente hace falta una motivación externa lo suficientemente fuerte como para sacudir tu complacencia para cuestionarte (o volver a cuestionarte) las cosas y cuando externamente lo que tienes es el refuerzo de que ninguno, pero es que ninguno de los estadounidenses que conoces piensa votarle ni de lejos y que muchos están haciendo campaña activa en su democracia-y-totalitarismo contra… pues WYSIATI(2) como la copa de un pino.

La verdad es que me había olvidado totalmente de lo que es la democracia en realidad. Llevo tanto tiempo luchando por que en España tengamos una democracia de verdad y no esta especie de libertad vigilada, y últimamente he estado tan preocupado por defenderla de quienes confunden la democracia con la democracia orgánica, que la he sacralizado un tanto. En mi mente había pasado casi a ser un fin en vez de un medio, pero allí no. Allí los fines son la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad y la democracia solo es el medio por el que deriva el gobierno sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados. Y lo que quieren de los políticos no es que salvaguarden la democracia y la separación de poderes, lo que quieren es que les resuelvan sus problemas, o al menos que les den los medios para resolverlos ellos. Quieren sentirse escuchados, sentirse representados, quieren sentir que hay perspectivas de un mañana mejor para ellos y para sus hijos y les da lo mismo si eso – y fíjate, querida lectora, que hablo de sentimientos y no de realidades – se lo da alguien que recuerda a más a Stalin que a Roosevelt. La democracia está tan enraizada, tan segura, tan lejana es la tiranía que no se van a preocupar de que este o aquel candidato venga con unos discursos raros o unas formas extrañas. La libertad está tan segura y tan dada por descontado que es inconcebible que Estados Unidos se convierta en un régimen totalitario.

Inconcebible. ¿De qué me suena esa palabra? (Continuará.)

Arthegarn_________________

(1) O, más apropiadamente, una espada mameluca.
(2) Ya lo he comentado alguna vez, pero el WYSIATI es un sesgo cognitivo consistente en pensar que no hay nada más allá de lo que tenemos a nuestro alrededor (What You See Is All There Is). Como todos los estadonidenses que conozco se comportaban de una forma deduje que todos los estadounidenses se comportarían de la misma, sin darme cuenta de que los estadounidenses que conozco son todos cultos, educados, en su inmensa mayoría liberals y en su inmensa mayoría con suficiente dinero como para haber pasado largos periodos de tiempo en Europa, algo que no define a la mayoría de los estadounidenses sino, más bien, a una minoría concreta. Si mis amigos fueran una muestra representativa de los Estados Unidos habría la moda fúnebre haría estragos en el mundo, por ejemplo.

51 comentarios en “Lo que se juega Occidente I: Trump”

  1. Discúlpame Arthegarn, pero no veo la conexión de una posible guerra de tal magnitud que nos implique personal y físicamente a nosotros, con la victoria de trump, allá en ee.uu.Una cosa muy democrática es no forzar las cosas de la realidad a nuestro propio entendimiento, pues eso dicen que es muy de camisa parda, aunque no lleve esa etiqueta, hay falsificaciones muy buenas.

    Me gusta

    1. Objeción muy válida, pero es que es la primera parte, quedan tres. Contarlo todo en un solo artículo tendría muchos problemas, entre ellos que la gente es muy aficionada al TeLeDiaRio..

      Me gusta

    1. A mi me ha extrañado, pero por mi visión cósmica del mundo, he viajado en un par de ocasiones a ese país y según me dió el entendimiento, eso es posible, máxime con la pedazo crisis que también ee.uu ha tenido.

      Me gusta

      1. Yo viví allí un año (Idaho) y te dabas cuenta de muchísimas cosas. No me ha sorprendido tanto que la mayoría le adorarla.

        Me gusta

  2. Lo inconcebible es que el partido lo nominara, una vez ahí… bueno, por mucho que se rasguen ahora todos las vestiduras, mucha gente está muy harta en los states. Gente a la que solo se ha dirigido Trump y la que solo él ha parecido escuchar. Yo no pensaba que fuera a ganar, pero ahí ahí iba a estar la cosa. El artículo lo describe muy bien, un sesgo gigantesco y que a día de hoy muchos aún ni reconocen. Por cierto, que este sesgo se da también en España (aunque de muy distinta naturaleza en cuanto al contenido de lo ignorado), y si no mirad los resultados de las últimas elecciones… Ahora a esperar el siguiente cisne negro y rezar para que no se produzca. Alors enfants de la patrie.

    Espero que lo mismo que te has equivocado con Trump te equivoques en tu artículo de hoy, Arthegarn Izquierdo. Lo espero de verdad o voy a empezar a creer en iluminatis y otras mierdas.

    Me gusta

    1. No va por ahí el tema, o al menos no es por ahí por donde voy a ir yo. No caigas tú en el sesgo de antropomorfización como caigo yo en los míos: que algo parezca estar coordinado no implica que efectivamente lo esté…

      Me gusta

  3. Lamento decirte que estás viejo para ser oficial sin tener carrera militar, salvo que lleguemos a un Volkssturm y entonces todo dará muy igual.

    Me gusta

            1. Eso decía mi abuelo y ya ves, tres hijos, siete nietas y ochenta y un años…

              En cualquier caso sales de Alférez de Reserva, no provisional, esos ya se acabaron (debían tener todos la edad de mi abuelo..

              Me gusta

              1. Ya. Fue algo que hubo que inventar en la guerra porque andaban cortos de oficiales… Por suerte todo eso ha quedado ya muy atrás.

                Entre los militares profesionales hay muchas quejas sobre la reserva voluntaria. No sé yo qué responsabilidades te darán, llegado el caso

                Me gusta

                  1. Sí, desde luego. Pero la función principal de un alférez es mandar una sección con un G36 en las manos, un espaldarazo y dos pelotones de tíos con otros tantos G36 y otros tantos espaldarazos.

                    (Pero sí, supongo que sé por dónde vas y tus talentos pueden ser más útiles en otros lugares del Ejército)

                    Me gusta

          1. Como ya te dije ayer Arthegarn, te informo cuando salga la siguiente convocatoria pero… como ya te han comentado los reservistas están muy mal vistos entre los militares profesionales (son el hazme reir). Por otro lado tu relación con el ejército va a consistir en que si consigues la plaza pasarás un mes de instrucción te darán un uniforme y no volverás a saber nada hasta que te comuniquen que han pasado tres años y has perdido la condición de reservista por no haber sido activado. En cualquier caso la intención del Ministerio de Defensa es seguir reduciendo el ejército y darle más peso a la Reserva Voluntaria, pero eso sólo es un plan.

            Me gusta

            1. Bueno, será por el fin de tu compromiso, no por no haber sido activado. En cualquier caso a lo que voy es que cuando se produce una movilización, si te toca, vas a mantener el empleo.

              Me gusta

    1. Y digo yo ¿no necesita el ejército y sobre todo, el país como tal a propagandistas como Dios manda y no la mierda esta de jefes de relaciones públicas salidos de campañas electorales que tenemos ahora? Porque yo me veo sirviendo mejor ahí que repartiendo estopa desde un blindado, pero llegado el caso no pienso defraudar a mis 3 generaciones familiares de militares.

      Me gusta

  4. De acuerdo con esta primera parte del artículo. Al ciudadano de a pie la democracia en sí misma nunca le importó mucho. Sobre todo quieren dos cosas: verse “representados” (lease, reflejados a nivel visceral en el candidato en cuestion) y sobre todo, que les planteen soluciones a sus problemas. En cualquier caso, la democracia ya ha dado todo lo que daba de sí. No podemos quedarnos sólo en esta, hay que hacerla evolucionar. Una meritocracia rollo singapur o mejor aun, un gobierno mediante AI podria solucionar muchos problemas (y no hablo de coña).

    Me gusta

    1. La palabra meritocracia me da terror, especialmente porque consiste en que muchos se han creído algo que empezó como una sátira.

      Me gusta

      1. Llámalo meritocracia o como gustes, el sistema singapurés se me hace mil veces más efectivo que el concursito de popularidad glorificado que tenemos ahora.

        De la democracia me quedo con sus checks and balances y su estado de derecho, pero su sistema ejecutivo y burocrático falla cual escopeta de feria. Un sistema singapurense viene a acabar con las mamonadas de “que gobierne el más popular en vez del más capaz”

        Me gusta

        1. Vamos, lo que viene a ser un sistema de castas encubierto. Todo bien.

          Cada vez que la gente defiende estas cosas, al final lo que defiende es el crony capitalism, que, dicho sea de paso, es el único capitalismo que hay. Al final “mérito” es “tengo más dinero para comprar un título más caro”, que es lo mismo que pasa aquí con la estafa que son las universidades privadas y las escuelas de negocios / MBA / demás.

          Esa idea de meritocracia que propugnas es bastante una farsa que, como siempre, favorece a los mismos.

          https://singaporearmchaircritic.wordpress.com/2013/09/09/how-meritocracy-entrenches-inequality/

          Me gusta

          1. Es que la idea es buena, Ramón. Otra cosa es que, cuando bajas a la realidad, te encuentres la idea pervertida y que por tanto no funciona. Pero que los mecanismos de control fallen no quiere decir que el concepto esté equivocado.

            Anda que las oposiciones son un método así de cojonudo para garantizar que obtenga el puesto el mejor, por poner un ejemplo: ni miden las habilidades sociales (necesarias para puestos de interacción con el público), ni la capacidad de trabajo en equipo, o de gestionar personas, o la resolutividad de las personas ante problemas complejos, la resistencia al stress… podría seguir hasta aburriros a todos.

            Qué decir de las entrevistas personales (hola, departamentos de RRHH) por poner otro ejemplo.

            La meritocracia, por definición, es un buen sistema para elegir al más cualificado. Pero es como las agencias de calificación: si el auditor falla, el sistema falla estrepitosamente.

            Desde luego haría falta un sistema de becas para igualar las oportunidades de los candidatos capaces pero sin recursos. También sería súper bonito que las escuelas y las universidades dejasen de facilitar la obtención de los títulos (eufemismo para “regalarlos”) solamente porque los has pagado muy caros o porque si no bajan el nivel del sistema de evaluación te vas a otra que te lo ponga más fácil (que lleva pasando ya muchos años) y tantas otras cosas, como las modas en la formación.

            Pero eso es fallo de auditoría. ¿Que invalida el sistema? cierto. ¿Que no invalida el concepto? cierto también.

            Y ahora, me vuelvo con mis unicornios rosas y con mis pequeños ponies.

            Me gusta

            1. Ramón Nogueras Pérez La idea es buena, como las vacas esféricas son buenas, ‘Montse. O los tomadores racionales de decisiones movidos por el interés propio (que no seres humanos), que se han estado usando para que a algunos les salgan las cuentas, por más que luego sus predicciones vayan donde van. O sea, que falla porque es una idea que se aplica a otra especie, no sé cual, pero no es la humana. Y luego dicen que el comunismo es utópico XD

              Para que un sistema fuera realmente meritocrático, tendrías que hacer cosas que harían que la mayoría de liberales se arañaran la cara. Por ejemplo, todo el mundo tendría que ir a los mismos centros formativos, para que no hubiera diferencias en recursos educativos. Cero escuelas privadas, universidades privadas, escuelas privadas de negocios.

              Todo el mundo debería ganar unos mínimos que aseguraran que ningún niño ha de trabajar en vez de estudiar, o que su rendimiento no se verá afectado por problemas de desarrollo por malnutrición y demás. Hola, renta básica universal. O similar.

              Todo el mundo debería tener exactamente el mismo acceso sanitario. Adios, sanidad privada. Hola, señora marquesa, siéntese aquí en la sala de espera con estos pobres. Y así.

              En general, cuando los ricos (o los que se perciben ricos) abogan por algo, no suele ser porque beneficie al bien común.

              Me gusta

              1. Las vacas esféricas son fatales para el almacenamiento. La forma óptima es en pirámide, no te digo más.

                BTW, que los liberales se arañen la cara suele ser bueno para la sociedad. Me parece una buena alerta de progreso social: debería haber uno en cada cámara, de oyente, y que sus reacciones puntuaran para aprobar o no una ley ¿no crees?

                Me gusta

                1. Uno de mis juegos favoritos es Bioshock porque trata de que bajas a una utopía randiana (esto es una distopía infernal llena de mutantes), y te pasas todo el juego machacando anarcocapitalistas. La única cosa que mola más en cuanto a diversión imaginaria es matar nazis.

                  Me gusta

        2. “The word meritocracy was coined by British sociologist and politician Michael Young in 1958 to describe a system in which intelligence and merit were the central tenets of society. It was meant to be satirical — the United Kingdom he described was a dystopian, stratified society in which a power-holding elite ran roughshod over a disenfranchised underclass, who eventually revolted against their masters.”

          En serio, fans del capitalismo, DEJAD DE CREER QUE LAS SÁTIRAS SON IDEAS DE VERDAD. XD

          Me gusta

          1. El concepto de la meritocracia surge como crítica a la idea (muy yanqui por cierto) de que en la vida uno compite en una suerte de “tábula rasa” en el que todos parten desde el mismo punto de partida. Tal y como puede deducir cualquiera a poco que lo analice, semejante proposición no se sostiene, ni si quiera para un liberal como yo. Los programas sociales existen precisamene, para igualar como buenamente se pueda ese terreno de juego.

            Sin embargo, ahí estamos hablando de un sistema económico, no político. Y yo hablo de la ocupación de una serie de puestos en el aparato del estado muy concretos, que la política no es una suerte de industrial laboral. Yo no quiero que me gobierne el fulano más simpático, ni el mejor vestido, ni el más fotogénico Quiero al mejor de su campo. Que para lograr serlo haya necesitado toneladas de dinero en su formación me es completamente irrelevante, para lograr ser el más popular al fin y al cabo lo único que necesitas es lograr toneladas de apoyo mediático y simpatía rollo farruquito.

            Pero eh, quien quiera seguir rodeandose de Leires Pajines, Kritchner y Cospedales, es libre de hacerlo. Yo prefiero mirar a países que han pasado del tercer al primer mundo en poco más de tres décadas, o a Finlandia y sus ayuntamientos sin cargo electivo gobernados por gestoras.

            Anyways, que habrá artículo :p ¡Ha llegado la hora del despotismo ilustrado 2.0!

            Me gusta

            1. Yo es que esa separación entre sistema económico y político cada vez veo más difícil creérmela, Eduardo.

              Estoy a favor de que se revise y mejore constantemente las pruebas selectivas para ocupar puestos de responsabilidad pública. Ahí no encontrarás la menor oposición por mi parte.

              Y cuando hablas de países que han venido del tercer al primer mundo y tal, hay que mirarse muy bien cómo lo han hecho, y de qué, porque a menudo ese pasar de un mundo a otro significa que sólo una pequeña élite lo ha hecho. Que, curiosamente, algunos ejemplos que los liberales usáis como modelo (p.e., Singapur) resultan ser dictaduras de partido único muy poco liberales XD

              Ojo: a favor de las gestoras finesas. Pero de nuevo, eso del mérito siempre acaba, curiosamente, favoreciendo a los mismos. Con el consabido resultado que estamos disfrutando todos ahora.

              Me gusta

              1. Es que te estoy adelantando un artículo a medio escribir XD pero la idea de fondo es desarrollar un modelo de gobierno copiando las partes más ¿tecnocráticas? de sistemas como el finlandés o el singapurés o la reserva estratégica noruega. La idea es “automatizar”, en la medida de lo que sea posible, la gestión. Por loco que suene, sería lo más parecido a instaurar un gobierno mediante IA: Incorruptible, indiferente a todo prejuicio humano, centrada en una única tarea, ceñido únicamente a resultados, gobernado por la lógica racional más fría posible para desapegarse de las pasiones populistas.

                En fin, hay que desarrollarlo con calma e inteligencia.

                Me gusta

                1. Más sobre el rollo meritocrático de Singapur. Su índice de Gini, donde 0 sería una perfecta igualdad social, está entre 0.45 y 0.47, siendo uno de los más elevados del mundo. Lo de la meritocracia va súper bien, vamos, pero súper bien, para crear sociedades más justas. A tope con la Cope.

                  Es que estas cosas no aguantan el análisis más superficia

                  Me gusta

    2. Re: lo de la IA que propone Eduardo. No creo (aunque claro, esto no es más que especular), que se pueda programar una IA sin los sesgos del programador. Seriamente. Lo mejor que creo que podemos aspirar a hacer es estudiar y mejorar los procesos de toma de decisiones humanas (eso ya se hace en psicología, aunque no nos hagan caso), o mejorar la adquisición y presentación de información para los tomadores de decisiones. Lo demás, para Star Trek.

      Me gusta

  5. Si no recuerdo mal, los reservistas voluntarios oficiales no son combatientes, es personal especializado en algo, médicos, abogados, economistas, ingenieros, pero nunca con mando real y efectivo sobre una unidad combatiente, eso sería un disparate. Un alférez reservistas mandando una sección donde hay sargentos profesionales que saben lo que tienen que hacer es ridículo.

    Me gusta

      1. No, nada, si para lo que comentas el plan es perfecto, era más por el comentario de más arriba en el que decían que te darían un fusil por ser alférez.

        Me gusta

Contesta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s