Españoles: Ponzi ha muerto.

Ustedes, en la gran caja del presupuesto, pretenden que entre menos ingresos pero que por la parte de los gastos, porque siempre prometen que van a hacer más de todo, haya más gastos y cuando se abra la caja resulta que haya más dinero dentro de la caja.
– Felipe González. Estadista.

Esta sucesión de patadas a la gramática fue la frase que, en mi opinión, le dio la victoria a Felipe González sobre José María Aznar en el segundopsoe 1993 debate televisado de la democracia (1993) y, muy probablemente, en las elecciones. Más allá de las patadas la frase era genial. Demolía de una forma clara y visual el argumento del PP (de aquella época, ehem) de que la solución para el problema del paro era bajar los impuestos para crear empleo y no subirlos para dar más subsidios. Recuerdo que en aquel momento me indignó el desconocimiento de la economía que evidenciaba esa frase y que mi padre, que estaba viendo el debate conmigo y con mi madre (mi hermana Eva creo que estaba estudiando como siempre en aquella época), me dijo que no era que en el PSOE no supieran de economía sino que es que estaban mintiendo.

En cualquier caso la imagen era excelente. Es muchísimo más difícil explicar que bajar los impuestos hace que la gente tenga más dinero en el bolsillo y que eso estimula el consumo, lo que incrementa la demanda, lo que aumenta la producción, lo que crea empleo, lo que hace que más gente tenga más dinero en el bolsillo, lo que vuelve a estimular el consumo en un círculo virtuoso de crecimiento y que además como toda la actividad económica está gravada por aquí o por allá al final en realidad vas a recaudar más debido al crecimiento porque el 8% de 100.000 es más que el 10% de 50.000 y bla, bla, bla… que la imagen de la caja. La mentira podía ser y acabar demostrándose tan gorda que diez años después llegaría Zapatero a decir que bajar de impuestos es de izquierdas, pero es que la imagen de la caja… 201_oberta_4la imagen de la caja nos dio, creo yo, los últimos y efímeros dos años y medio de felipismo.

Y es tan buena, tan buena, tan buena, porque en la inmensa mayor parte de los casos es verdad. Si tú tienes una caja y metes más de lo que sacas cuando la abras verás que cada vez hay más y si sacas más de lo que metes verás que cada vez hay menos hasta que no quede nada. Esto es cierto con el dinero, con las canicas, con los calcetines y, yendo a lo que voy, con las cotizaciones sociales.

La “caja” o “hucha” de las pensiones, creada por cierto por el “pérfido” gobierno Aznar, nació porque lo que la gente (y no toda) está empezando a atisbar ahora, a saber que el sistema de pensiones es insostenible; en realidad era evidente desde el siglo pasado. Al igual que el Faraón aconsejado por José el Estado ha aprovechado los siete años de vacas gordas (en este caso once) en los que había muchos más ingresos por cotizaciones sociales que gastos para guardar el excedente y poder tirar de él para mitigar el golpe cuando llegaran los años de vacas flacas. No para evitarlo, ojo, porque es inevitable, sino para mitigarlo. El problema es que los años de vacas flacas 201_oberta_4han llegado en forma de crisis galopante muchísimo antes de lo que se esperaba y la caja, que de acuerdo a las previsiones con las que se constituyó debería estar engordando ahora que los babyboomers estamos en edad de cotizar y no de cobrar, está casi vacía. El gobierno del PP se ha fundido el Fondo de Garantía de la Seguridad Social (lo que hay dentro de la caja) durante la crisis casi por completo. Y no ha sido por particular mal hacer, ojo, sino porque junto con el previsto incremento de gastos debido al aumento del número de jubilados la situación laboral de la última década ha supuesto no solo dejar de ingresar miles de millones porque los supuestos cotizantes no encontraban trabajo ni debajo de una piedra, sino encima un aumento del gasto para pagar el paro (y luego subsidios) precisamente a esa misma gente. O sea, que quien se esperaba que contribuyera a la hucha en realidad estaba sacando dinero de ella y, las cosas como son, tampoco se podía haber hecho otra cosa.

Y esto es así: para mantener el equilibrio presupuestario las pensiones deberían haber bajadodiseno_46163 aproximadamente un 12% en estos años. Y digo bajado, en términos nominales, no simplemente no haberse ajustado a la inflación que encima ha sido negativa varios años. Dada la situación en la que estábamos, con muchas familias dependiendo precisamente de la pensión del padre o del abuelo como único ingreso regular, esa medida simplemente era impensable incluso para los malvados neoliberales de dientes afilados de Rajoy & co. Así que la caja, en la cada vez entraba menos y de la que cada vez salía más, se fue vaciando. Como en el ejemplo de Felipe González. Como era de esperar.

Y en esas estamos. No Hay Dinero y menos que va a haber. Personalmente espero y opino que la salida de la crisis significará la vuelta al ahorro y que la caja de las pensiones vuelva a llenarse; pero este fenómeno que estamos viviendo ahora lo vamos a volver a experimentar, y mucho peor, en la década de los 40. Espero que de aquí a allá los gobiernos que vengan vayan ajustando las expectativas de la gente poco a poco a lo que va a ocurrir,1465804901_315464_1465810705_album_normal revalorizando las pensiones por debajo del IPC y congelando o recortando las pensiones máximas pero si no lo hacen, si intentan mantener el sistema y las expectativas tal y como están ahora como se pide a lo largo de todo el arco parlamentario (no son solo los de Podemos los que exigen la actualización de las pensiones, también hay voces incluso dentro del propio PP que piden lo mismo) cuando el sistema colapse vamos a tener una yayorevolución que ríete del conflicto generacional ese del que tanto le gusta hablar a mi querido Mithur, entre otras cosas porque la masa de votantes mayores de 60 (o sea, jubilados o en un tris) superará a la de menores, algo que ahora no ocurre ni de cerca. Y como Tampoco Habrá Dinero cuando se pose el polvo y se abran las cajas fuertes y se vean las telarañas estaremos peor, mucho peor, que cuando empezamos.

Entre gobiernos que no quieren asumir el coste político de no subir las pensiones y oposiciones que prometen la Arcadia feliz (no us penseu que això no passa també a la resta d’Espanya) nos espera una buena. Es primordial informar a la gente, que todo el mundo sepa el futuro inevitable (pero inevitable como la muerte, ¿eh?) que nos espera y que aprenda a aceptarlo y a prepararse para él (como con la muerte). Vivir solo con la pensión del Estado, 1465804901_315464_1465810705_album_normalparticularmente si no tienes vivienda en propiedad, va a ser duro y difícil. Sí, peor que ahora. Y para la clase media que haya cotizado más y espere mantener un cierto nivel de ingresos la bajada de las pensiones máximas y el probable cambio en el sistema de cálculo de la cuantía va a suponer un ajuste dolorosísimo.

¿Quierre esto decir que hay que privatizar las pensiones? No, no estoy diciendo eso. De hecho eso sería una mala idea porque está bastante demostrado que la gente, dejada a su libre albedrío, no ahorra lo suficiente para el futuro y porque además es preciso que el Estado se ocupe de garantizar un mínimo a sus ciudadanos (y a eso vamos, al mínimo). Lo que quiero decir es que el sistema tiene que cambiar. Hay que aceptar cuanto antes que el nivel adquisitivo de los pensionistas no se va a mantener y hay que decirlo claramente para que mi generación y las que vienen detrás hagan sus planes de contingencia. Y si no, si se va a intentar mantenerlo a toda costa, hay que buscar fuentes adicionales de ingresos que honestamente no sé de dónde van a salir, y que probablemente lo que hagan sea agravar el problema porque al subir los impuestos que hace que la gente tenga menos dinero en el bolsillo y que consuma menos y que baje la demanda y que cierren las empresas y… Bueno, eso que os lo he contado antes pero al revés.

Así no os dejéis comer el coco por Pepés ni por Podemos: esto peta y no hay más que hablar. Españoles: Ponzi ha muerto. Así que ahorrad, ahorrad ya y recordad que comprar vuestra vivienda es una forma de ahorrar. Abríos un plan de pensiones si podéis. Y si no podéis poneos a tener hijos como si fuerais del Opus porque van a ser ellos los que mantengan lo que quede del sistema de pensiones (los hijos, digo, no los del Opus) y cuando reviente va a ser a lo único a lo mucha gente se va a poder agarrar.

1465804901_315464_1465810705_album_normal

Así que, por terminar con una nota tan positiva como interesada… ¡A follar! ¡A follar! ¡Que lo bueno se va a acabar!*

Arthegarn_______________

*Interesadas por Facebook, Twitter, o correo electrónico a arthegarn@arthegarn.com. También disponible en Tinder y Fetlife.  Arthegarn viene presentado en su propia caja y provisto de condones y plan de pensiones.

Si yo fuera un rojo de salón…

Si yo fuera un revolucionario de izquierdas de salón, así en plan Pablo Iglesias, vendería mi mensaje explicando:

  1. a la clase media donde está en relación al sueldo mediano (porque creen que es el suyo),
  2. a la clase trabajadora de ingresos medianos dónde están en relación la clase media (porque creen que son clase media),
  3. a la clase trabajadora de ingresos moda dónde están en relación a todos los demás (porque *también* creen que son clase media) y
  4. a todo el mundo qué es el principio de Pareto, que Pareto es paretizable, y que en realidad no tienen nada que perder porque la revolución, lo de las horcas y las antorchas y todo eso, no va con ellos sino con (por ejemplo) el 0.032% de la población que controla el 32% de los recursos.

Todo ello, a ser posible, bien vestido, sentado en un sillón y con aspecto tranquilo, inofensivo y papanoelesco como Daniel C Dennett. Si fuera capaz de hablar de política sin declamar mi querido Accolon de Moley sería el portavoz perfecto de mi partido.

Menos mal que soy socioliberal…